Cargando Eventos

« Todos los Eventos

  • Este evento ha pasado.

Diversificando el género

8 noviembre, 2023 @ 8:00 pm - 15 marzo, 2024 @ 8:00 pm CST

  MEMORIAS DE UNA LUCHA COLECTIVA Y DISIDENTE 

Las primeras manifestaciones en contra de la represión y el acoso a grupos de lesbianas y de homosexuales defienden que la exclusión ha formado parte de un contexto de explotación y de represión patriarcal capitalista y que sólo un cambio revolucionario integral será capaz de derribar las estructuras de dominio y explotación del sistema que ejerce violencia a minorías marginadas por cuestiones de raza, género y subalteridad.

Durante las décadas sesenta y setenta se llevaron a cabo violentas redadas policiacas que detenían y extorsionaban a grupos sexodisidentes inconformes con las estructuras autoritarias que practicaban estrategias misóginas, homofóbicas, lesbofóbicas y racistas. Uno de los actos de más trascendencia histórica fue la represión que ocurrió el 28 de junio de 1969 en el pub conocido como Stonewall Inn ubicado en el barrio de Greenwich Village en Nueva York. A partir de entonces, se formó un gran movimiento a nivel internacional y nacional al que se sumaron diversas agrupaciones cuya protesta colectiva dio inicio a una lucha histórica que desde distintas trincheras ha logrado cambios profundos en el campo político, legal y social.

En México la lucha homosexual dio inicio el 15 de agosto de 1971 con la formación del Movimiento de Liberación Homosexual (MLH) convocado por la activista y directora de cine Nancy Cárdenas, el divulgador de la ciencia y escritor Luis González de Alba y el periodista y escritor Carlos Monsiváis; este grupo operó de manera clandestina y oculta debido a la gran represión de la época.

Sin embargo, la lucha no se detuvo. En junio de 1975 se publicó en el suplemento La Cultura en México de la revista Siempre! el primer manifiesto homosexual titulado: “Contra la práctica del ciudadano como botín policíaco”, que, entre otros temas, denunciaba la agresión sufrida a un grupo de lesbianas durante un evento del Año Internacional de la Mujer que además de hacer pública la violación a los derechos humanos de las poblaciones homosexuales y lesbianas.

Aunque es hasta los años noventa que los derechos a las minorías se convierten en realidades legales; es importante decir que desde estos años se inició la lucha para exigir el cumplimiento de demandas y garantías al Estado como el matrimonio igualitario, la adopción homoparental y el reconocimiento de las identidades transgénero; demandas que poco a poco se convirtieron en lucha colectiva.

A partir de 1976 las lesbianas asumidas como feministas iniciaron la organización de diversas agrupaciones: Grupo Ákratas (1976); Grupo Lésbos (1977); Oikabeth (1978) y grupo Lesbianas Socialistas (1979). Por otro lado, también se formó el Frente Homosexual de Acción Revolucionaria (1978); Grupo Lambda de Liberación Homosexual (1978) y el Colectivo Sol (1981), entre otros.

Oikabeth, FHAR y Lambda fueron las tres grandes organizaciones que conformaron el inicio tanto del movimiento de lesbianas feministas como del movimiento homosexual. Las tres llevaron a cabo valerosas manifestaciones rompiendo con la gran represión sexual y política; participaron en marchas en apoyo a la Revolución cubana; a la matanza estudiantil del 2 de octubre; asimismo fueron pioneras en la organización de la primera marcha de Homosexuales y de Lesbianas; y en la formación de la Coordinadora de Grupos Homosexuales (CGH). Estas primeras caminatas se llevaban a cabo junto con el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) y el Partido Comunista Mexicano (PCM). Sus principales denuncias fueron: “¡Sin libertad sexual, no habrá liberación social!.” y “Por un socialismo sin sexismo” demandas que corrían en paralelo con la lucha revolucionaria y guerrillera que caracterizó la década de los años setenta y ochenta.

Hacia 1982, el movimiento sufrió una división profunda entre los radicales que apostaban por el cambio revolucionario social, como el FHAR y Oikabeth, y los reformistas que defendían los cambios, pero remozando el sistema existente, como Lambda; las organizaciones no lograron acordar un programa conjunto sobre estrategias y objetivos. Sus diferencias ideológico-políticas hicieron difícil continuar con un proyecto unificado. Estas diferencias se agudizaron con la aparición de la epidemia VIH/sida (llegada a México a fines de 1983) lo que ocasionó la pérdida de empleos, el aumento al rechazo y la exclusión a homosexuales, desatándose así,  un gran pánico social por el SIDA debido al estigma que los culpabilizaba por sus prácticas sexuales “promiscuas”, ideas apoyadas por la iglesia y la comunidad médica, a la postre responsables, de la construcción de una narrativa homofóbica.

 

Durante la década de los 80s, el movimiento homosexual se centró principalmente en prestar atención al problema del SIDA; surgieron revistas de divulgación gays, boletines informativos y publicaciones especializadas como la revista del otro lado. También nacieron agrupaciones como el Colectivo Sol, Guerrilla Gay, Cálamo y muchas otras; asimismo se formaron asociaciones civiles para poder recibir dinero nacional e internacional.

Paralelamente, las lesbianas también crearon nuevas organizaciones como el Seminario Marxista-Leninista Feminista de Lesbianas y el grupo Mula (1984), así como el grupo de Lesbianas Morelenses (1982) y el grupo Patlatonalli de Guadalajara (1984). Se constituyó también la primera Coordinadora Nacional de Lesbianas Feministas que concentró a doce agrupaciones lésbicas (1987), entre quienes se realizó el Primer Encuentro de Lesbianas de Latinoamérica y del Caribe (1987).

Respecto al derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo, el año de 1975 reflejó la importancia del feminismo, tanto de México como del mundo, pues la Organización de las Naciones Unidas lo nombró como el Año Internacional de la Mujer y comenzó a conmemorar de forma oficial el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer; además, en México se celebró la Primera Conferencia Mundial sobre la Mujer. Las diversas agrupaciones que existían en nuestro país aprovecharon el terreno propicio para unirse en un organismo mayor. Así, junto a la celebración del 8 de marzo, en 1979 se presentó públicamente el Frente Nacional por la Liberación y los Derechos de las Mujeres, el cual estaba compuesto por medio millar de representantes. El Frente fue fundamental para agrupar al sector y organizar la nueva conciencia feminista, misma que creció y se multiplicó al unir a feministas, sindicatos, lesbianas y partidos de izquierda. Ese año el Frente y la Coalición de Mujeres Feministas presentaron un proyecto de ley sobre maternidad voluntaria en el que plantearon tres ejes: despenalización del aborto; maternidad voluntaria y educación sexual; erradicación de la violencia en contra de las mujeres en todas sus formas (física, psicológica, sexual, económica) y protección a mujeres violentadas. Aunque desde 1936 se presentó en México la primera disertación en la que se argumentó la necesidad de cambiar la ley que prohibía el aborto; la doctora Ofelia Domínguez Navarro fue la autora de dicha ponencia.  Y es hasta el 26 de abril del 2007 que se despenalizó el aborto en la Ciudad de México pero únicamente de las primeras doce semanas de gestación y el 27 de septiembre de 2023 la Suprema Corte de Justicia de la Nación despenalizó el aborto a nivel federal.

Hacia fines de la década 1990 las asociaciones civiles gays adquirieron una nueva identidad en el marco de las diversidades sexo-genéricas LGBT alejándose de la ruta inicial planteada por el movimiento homosexual y sobre todo, de los planteamientos del lesbianismo político crítico e independiente. En 1997, en la Ciudad de México, se nombró como diputada electa, por primera vez, a Patria Jiménez abiertamente lesbiana siendo el inicio de una serie de postulaciones y de elecciones de candidatos de hombres y mujeres gays a nivel nacional hasta la fecha. Esta apertura coincidió con el voto popular a favor de Cuauhtémoc Cárdenas como jefe de gobierno como primer gobernador de izquierda en el Distrito Federal.

El movimiento fue avanzando en la exigencia de sus derechos; se cristalizó el concepto de “derechos por la diversidad sexual” creando una identidad colectiva unificadora, algunas de cuyas expresiones de izquierda se vincularon con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) aprovechando la cobertura mediática de la lucha indígena, aunque sin vincularse realmente a ella.

En 1998 se organizó el primer Foro de Diversidad Sexual convocado por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y por primera vez se convocó desde el Estado a minorías sexuales a debatir demandas políticas a favor del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual y Travesti. Se logra la formación de la comisión ciudadana contra Crímenes de Odio por Homofobia que reúne a varios activistas, asi como la derogación de la Ley de establecimientos en Ciudad de México que permitía llevar a cabo razzias en bares y espacios públicos abiertos a la comunidad homosexual.

Se empezaron a lograr avances como la Red de Sociedades de Convivencia; en 2003 se anuncia la primera Ley Nacional Contra la Discriminación. En 2007 se acepta la Ley de Sociedades de Convivencia y en 2010 el Matrimonio Gay. Ese mismo año se lograron consolidar las comisiones de la diversidad sexual en los partidos de avanzada principalmente de izquierda asi como en las instituciones gubernamentales y para 2020 las primeras diputaciones para personas transgénero.

Estos han sido algunas de los avances y logros de esta resistencia colectiva. La lucha de los distintos grupos que conforman las diversidades de género nos muestra la multiplicidad de matices que conlleva un movimiento histórico que busca la posibilidad de construir futuros posibles, realidades más justas, más igualitarias y libres.

Detalles

Comienza:
8 noviembre, 2023 @ 8:00 pm CST
Finaliza:
marzo 15 @ 8:00 pm CST
Categorías del Evento:
, , ,
Evento etiquetas:
, , , , ,

Organizadores

Cex
UAM Azcapotzalco
Metro CDMX

Lugar

CEX
Av. Revolución 1291
CDMX, CDMX 01010 Mexico
+ Google Map
Phone
55.5920.9858
View Lugar Website